Raffaele Pinto: «El deseo en Dante está polarizado: tiende a la espiritualidad y a la pasión»

0
2625

CLAC y la librería barcelonesa +Bernat inauguraron el jueves la Universidad Clandestina, un espacio de divulgación cultural y artística que pretende poner al alcance de la ciudadanía el tesoro del saber, más allá de la especialización de la Academia y con un método asequible, entretenido y al mismo tiempo enriquecedor.

Celebrando e inaugurando el proyecto, que dará comienzo el próximo otoño con el ciclo ‘Grandes momentos de la literatura universal’, CLAC contó con Raffaele Pinto, quien impartió en la librería +Bernat una conferencia sobre Dante en el cine de José Luis Guerín. El director de CLAC y reconocido editor Andreu Jaume presentó a Pinto como “una de las máximas autoridades europeas en Dante”, y subrayó que la Universidad Clandestina pretende, como se demostró en la propia conferencia inaugural, pretende ahondar en “la influencia que siguen teniendo a día de hoy los clásicos” en nuestra cultura.

El filólogo italiano comenzó su intervención reivindicando, con una mezcla de sátira y honestidad, la clandestinidad: “Últimamente tengo cierta debilidad por la clandestinidad. Uno se puede explicar con más alegría”. Pinto destacó que la vocación de la Universidad Clandestina es la de hacer dialogar a nuestros clásicos literarios con la contemporaneidad “para no movernos en un laberinto”. En ese sentido, el experto en Dante quiso reflexionar acerca del valor que tiene conocer las grande sobras de la literatura para comprender los relatos de la realidad actual y apostilló que “sin las referencias a los clásicos no encontramos sentido a nuestra existencia ni colectiva ni individual”.

Durante la conferencia, Pinto destacó una escena de la Divina Comedia de Dante que le sirvió de pretexto para ahondar en la concepción del amor y el deseo del autor. “En la época de Dante el enamoramiento se percibe como una destrucción, provocada por el objeto de deseo”, quiso contextualizar el filólogo para dar comienzo a su discurso. Añadió en ese sentido que la obra del italiano “trata del amor cortés, donde no se da amor que no sea fuera del matrimonio: uno no puede enamorarse de su mujer”.

Sin embargo, esa particularidad no es óbice para que el amor pueda ser narrado en el clásico de muy dispares maneras: “Dante tiene muchos registros, habla de amor de muchas maneras: con escenas de equívoco pero también con brutalidad”. El filólogo italiano quiso señalar, en la misma línea, la dualidad del autor respecto al amor, cuyo discurso está “polarizado”, según el experto, ya que “contiene escenas de pasión pero también de enorme espiritualidad”.

 

No hay comentarios