Presentación de La seducción de la frontera. Felix Ovejero

0
3654

16 de noviembre . Librería Mas Bernat.

Cada vez que el CLAC presenta un libro de Felix Ovejero el aforo se queda pequeño, en este caso además le acompañaba en la mesa otro de nuestros fundadores Francesc de Carreras en su primer acto público tras la lectura de su discurso de ingreso en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.Entre el público se encontraba además Ignacio Vidal Folch que también es miembro fundador del CLAC.

La seducción de la frontera es la tercera entrega ( precedida por  Contracromagnon y La trama estéril) de su serie Contracromagnon donde Ovejero aporta argumentos contra el nacionalismo y su relación con la izquierda.

Le acompañaron Miquel Riera que insistió en la necesidad de no dejar de aportar argumentos, más que nunca en estos momentos, y es en libro de Felix donde las encontramos.  En la mesa también estaba el historiador Joaquim Coll que acertó al hablar de las posibles “razones” que esgrimen los nacionalistas que en ningún caso tiene que ver con lo que es la razón.Subrayó la parte en que Ovejero habla de nación política como un indiviso, como algo de todos.

Francesc de Carreras recordó que con la aprobación de la Constitución muchos pensaron que empezaba una nueva etapa del  “catalanismo político” cuando no fue así, lo que pasó es que acabó y empezó otra con Jordi Pujol. “Mas de 16 años tardamos en darnos cuenta de lo que pasaba”, fue así como nació Foro Babel, recordó de Carreras, y posteriormente los dos manifiestos (1999). Tuvo un recuerdo para el premio Tolerancia Ivan Tubau, persona con valor cívico y coraje moral.

Ovejero arrancó con la anécdota de la entrega del último Premio Nacional de Traducción que se ha dado a un libro en euskera que prácticamente la totalidad del jurado no ha leído porque no lo entienden. Y de ahí hilvana una serie de argumentos como el origen de los apellidos de la mayoría de los catalanes o un pequeño resumen del Manifiesto Comunista para criticar qué argumentos ha comprado la izquierda en su incomprensible acercamiento  (y plácet) a las tesis nacionalista. “De que se habla que me opongo”, es la moda a la que se ha apuntado la izquierda sin mas criterio heurístico. Resultado de un desarme ideológico.Levantar una frontera es decirle al otro que no es tu igual, tu conciudadano se convierte en extranjero.

Denuncia que no hay nada que entender de una ideología que dice que no tiene nada que compartir contigo, no se puede, pues, ser “anacionalista”, sino que hay que criticarlo.Ovejero se dirigió a Antonio Robles, que estaba entre el público, que probablemente fue los primeros en darse cuenta de lo que pasaba a principios ya de los 80 y que recoge en su impresionante “Historia de la Resistencia al nacionalismo en Cataluña”

Posteriormente siguió un debate que pueden seguir aquí

 

No hay comentarios