Muñoz: «Buñuel nunca hacía propaganda política en sus películas»

0
1062

El pasado sábado 16 de abril CLAC llevó a cabo en el Reial Cercle Artístic de Barcelona y con la colaboración de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) la proyección del film Los olvidados, en lo que fue la segunda entrega del ciclo cinematográfico del cineasta Luis Buñuel durante su etapa en América Latina. El articulista en el Español y ensayista Pablo Muñoz mantuvo un posterior coloquio con Mario Amadas, colaborador en Revista de Letras, a propósito del film.

Muñoz pronunció unas palabras previas a la proyección del film, una película, la primera del director aragonés sin ser un encargo, como lo fue El gran calavera. A juicio del articulista, Los olvidados supuso para Buñuel «la primera película de verdad» durante su etapa en México, país al que huyó exiliado tras pasar por Francia cuando estalló la Guerra Civil en España. Para preparar al público, Muñoz subrayó que la película, a pesar de que ahora «ocupa un papel muy destacado en el cine español y mexicano», en su momento «no logró resolver las frustraciones creativas ni emocionales» del cineasta español.

Tras la proyección del film, el público escuchó las palabras de Amadas, quien puso énfasis en aspectos de la película como la corrupción, no sólo del ambiente que sirve de escenario, sino de los propios protagonistas, que si bien no comienzan siempre corruptos, si lo acaban. El escritor subrayó que Los olvidados «es una historia de ficción, pero con imágenes muy duras, muy cruentas».

Muñoz añadió después que el film rompe con la idea de que «las clases bajas, la gente pobre siempre son los buenos, inocentes, sin ningún tipo de maldad», un tópico cultivado desde el teatro ilustrado, que Buñuel viene a desmentir con una historia en la que los personajes son absolutamente sucios y egoístas.

 

No hay comentarios